Precandidato a Diputado provincial 4to lugar

"Sobre las paso”

08/05/2017 | Opinión |

Estamos por enfrentar un nuevo proceso electoral, las próximas PASO, y nuevamente surgen muchos interrogantes en la sociedad. Básicamente nos preguntamos si estamos a la altura de lo que nuestro pueblo se merece, y la respuesta deja muchos interrogantes. La crisis de las instituciones, en este caso de los Partidos Políticos se evidencia por el quiebre entre sus resultados y las expectativas de la población. Esta “herramienta” de la democracia, recepcionada por el art. 38 de la Constitución Nacional como “garantía de funcionamiento democrático”, necesita aggiornarse, no solo por los avances en las vías de comunicación y redes sociales, sino por las demandas de transparencia y eficacia con equidad.

Enfrentamos una crisis de representatividad. ¿Tienen los electores real posibilidad de elección o se elige del residuo de un esquema de selección perimido?  Sin duda que los partidos han cumplido un claro rol de ordenamiento institucional en el esquema propio del siglo pasado, pero el contexto cambió y cambia continuamente exigiendo que las instituciones acompañen el cambio. Los partidos no son malos en sí, son lo que nosotros hacemos que sean, y en este aspecto son las leyes que regulan su funcionamiento las que los hacen más o menos eficaces.

Son los legisladores los encargados de llevar adelante este aggiornamiento  a través de las leyes que aprueban, concretamente las leyes que regulan su funcionamiento como el de los procesos electorales. En este sentido, muchas veces son estas mismas regulaciones las que conspiran con la eficacia del sistema, y es por ello que debemos prepararnos para producir los cambios que la sociedad reclama.

El mencionado art. 38 de la Constitución Nacional expone la necesidad de que los partidos políticos aseguren la “representación de las minorías”, la “competencia para la postulación de candidatos”, “acceso a la información” y “difusión de ideas”. En esta inteligencia ¿Quiénes son los que llegan a las PASO?; ¿el sistema vigente facilita la participación o es una carrera de obstáculos para quienes quieren participar? ¿están realmente representadas las minorías?; ¿tienen los partidos un funcionamiento que asegura la periodicidad de candidatos, aspecto fundamental de la democracia o por el contrario es su propio esquema el que impide la renovación de la dirigencia? Hay muchos interrogantes que merecen ser debatidos en la sociedad.

Sería importante que quienes aspiran a ocupar bancas en las legislaturas puedan debatir publicamente estas y otras cuestiones que hacen al mejoramiento democrático de nuestro sistema, sobre todo quienes ya vienen ocupando bancas, a fin de que la ciudadanía conozca cuales fueron sus posturas y que hicieron por ello. Sería muy sano que los debates se realicen no solo en quienes quieren ocupar cargos del ejecutivo, sino también del poder legislativo.

Mariano Sebastian Moro

Precandidato a Diputado provincial 4to lugar

 

 

Calificá esta nota


¿A quién vas a votar el 22 de octubre?