PANORAMA SEMANAL: La irrupción de la antipolítica con Carlos Alabe

14/07/2019 | Editorial |

El empresario filántropo Carlos Alabe anunció que será candidato a intendente de Resistencia por el partido Ciudadanos a Gobernar. Una agrupación política que ha llegado a ser tercera o cuarta fuerza en alguna elección reciente y que consagra ahora una de las candidaturas más rutilantes de toda su historia.

Dos cuestiones se vinculan con esa nominación. El recientemente anunciado desdoblamiento electoral que hizo Jorge Capitanich y las internas de Cambiemos que tuvo lugar manera intrascendente el radicalismo chaqueño.

¿Si Carlos Alabe viene a patear el tablero electoral cuáles serán los votantes que terminará llevando? La preocupación está instalada en el bunker del radical Leandro Zdero que ha sabido sortear todas las cuestiones internas, pero que cayó en riesgo de perder una porción de votantes a manos del candidato de la antipolítica.

Por el contrario, Gustavo Martínez que se siente seguro de poder sortear una interna en la capital chaqueña, ¿inesperadamente? vio mejoradas sus chances como nunca antes de llegar a la intendencia de Resistencia.

La candidatura de Alabe se celebra en uno de los principales búnkers políticos, aunque presuntamente no era esa la idea del arquitecto.

¿Tiene chances de ganar? No más que otros candidatos independientes que ya lo intentaron y comprendieron en la contienda que el terreno político está abonado justamente por sectores que ven con agrado que la antipolítica viene a hacerles frente.

Parte de cuánto de su independencia va a mantener se va a develar cuando tenga que cerrar alianzas y presentar su lista de candidatos. Lo que sí quedó en claro, desde las gestiones de Aída Ayala, en adelante es que Resistencia es un bastión político que tiene el presupuesto necesario para hacer, independientemente de los vaivenes de la política nacional y provincial.

Precisamente Aída Ayala tanteó varias veces a Alabe para ser candidato a intendente. Alguna de ellas obligó al arquitecto a tener que desmentir su candidatura. Ahora que confirmó su participación, en algunos espacios internos del radicalismo vuelven a encontrar ese vínculo. ¿Es posible que la diputada nacional esté dispuesta a operar de manera encubierta contra su ex delfín? Motivos no le faltan.

La encarnación de la antipolítica llega también en un momento justo. Los tironeos de la interna peronista y radical están poniendo todo en discusión. Con la excusa del debate sobre el ciudadano base como eje de la preocupación de la política como hace bastante los principales candidatos se dicen lo que no se han dicho en muchos años.

Especialmente las diferencias en el Justicialismo pusieron en boca de Jorge Capitanich o Domingo Peppo algunas de las cuestiones que la gente común hace tiempo viene exponiendo en las redes sociales, el verdadero espacio de opinión de la “opinión pública”.

Las primarias nacionales les brinda a los principales partidos políticos un espacio para dirimir esas diferencias. Pero la aparición de un candidato de la antipolítica enciende las alarmas de todos ellos, pero su impacto recién comenzará a vislumbrarse después del 11 de agosto.


¿Qué fórmula presidencial apoyas?